Get Adobe Flash player
El Tiempo
El tiempo en Los Alamos
14°
Domingo 13° 
Lunes 14° 
tiempo.com  +info
Visita en los Alamos
e c b a

                                                                                                                                                                                                   IMG_4117El domingo pasado (24) se realizó la tradicional caminata histórica al túnel “La Esperanza” en la ciudad de Lebu.

Actividad que realiza el Instituto Histórico que preside Víctor Hugo Garcés, profesor y que cuenta con el apoyo de la Municipalidad de Lebu. Este año correspondía a la versión N° 11.

Dicha caminata se inicia desde el Liceo Bicentenario Isidora Ramos y que justamente está emplazada en la que fuera el recinto de la antigua Estación de Ferrocarriles.

Ese día llegaron alrededor de doscientas personas interesadas en conocer la historia de lo que fue el ferrocarril que conectaba Lebu con Los Sauces en la Novena Región de la Araucanía, época del auge del carbón en la zona minera de nuestra provincia.

Después de varios años de construcción (tema para otra nota) el año 1938 se inaugura el ramal que unía a Lebu con Los Sauces y cuarenta y siete años después el gobierno de la época(1985), decidió suspender el trafico quedando abandonadas las estaciones, locomotoras y los vagones que transportaban a los pasajeros.

Después de caminar unos 2.500 metros, se llega al Túnel “La Esperanza”, que aún permanece en perfecto estado, solamente que los durmientes y rieles desaparecieron hace mucho tiempo. Tiene 220 metro de largo, tiene una pequeña curva, atravesar por él, causa una sensación de temor por la oscuridad que se aprecia en su interior, para luego volver a la claridad.

Entre los asistentes, también estaba el Alcalde de Lebu Cristian Peña y una gran mayoría eran jóvenes que, por su edad, no conocieron esta parte importante del patrimonio Lebulense que permite recordar la historia de nuestra provincia.

Una vez al otro lado del túnel, los asistentes escuchan relatos de los miembros del Instituto Histórico, organizador de esta actividad cultural acerca de la historia del ferrocarril.

Se me pidió contar mi experiencia en relación a este medio de transporte de esa época, y aporté con el siguiente relato: …“El tren me recuerda parte de mi niñez, en Los Álamos había terminado el sexto año preparatoria y la posibilidad de continuar mis estudios era venirse a Lebu.

Tenía trece años cuando ingrese a 1° de humanidades en el Liceo de Hombre (hoy Isidora Ramos). Era el año 1963, el ferrocarril estaba en pleno apogeo y para nosotros lo niños, el tren era toda una novedad.

Viajaba los días Domingos en la tarde, pasaba por Los Álamos después de las cuatro de la tarde y regresaba los sábados en la mañana a reencontrarme con mi familia.

Éramos no más de cinco niños incluyendo los que venían de Antihuala y otros que subían en Pehuén.

La gran novedad era después de la Estación Triangulo de Santa Rosa comenzar a bajar lentamente a Lebu (trayecto con pendiente) y pasar por este túnel llamado “La Esperanza” que, de la claridad y por un par de minutos, a la oscuridad total.

Para nosotros era una fascinante experiencia. No faltaba al que se le quedaba una ventana abierta y el humo entraba produciendo el reclamo airado de los pasajeros por la incomodidad que producía el humo.

El día sábado el tren salía desde Lebu alrededor de las 10 hrs, nos encontrábamos los mismos niños a emprender el regreso a nuestros hogares.

En este trayecto, disfrutábamos del paisaje que nos ofrecía el Rio Lebu , pasar nuevamente este túnel y llegar a Santa Rosa donde subían unas señoras a vender unas ricas empanadas de mariscos, para llegar a Los Álamos alrededor del medio día.

Recuerdo que en Santa Rosa subía un señor alto, moreno, ojotas, manta y un par de grandes canastos.

Su mercadería eran cosas como el Luche, hultes, pancoras, cochayuyos que vendía en el tren y se bajaba en Los Álamos donde terminaba la venta de sus productos.

Todos lo conocíamos como “el negro Rocha”.

Fue muy emocionante recordar la experiencia que significó el ferrocarril en esos tiempos.

De acuerdo a escritos existentes. Una característica de este tramo era la fuerte pendiente, lo que hizo en sus primeros años de operación la utilización de locomotoras norteamericanas para empujar los coches o vagones de carga hacia arriba hasta el kilometro 4 donde se ubicaba la estación Triangulo.

En el año 1944 fue instalada una cremallera para ser operado por dos locomotoras Esslingen fabricadas en 1910 y que se encontraban en desuso en Illapel, en la red norte de nuestro país.

En general, este ferrocarril sirvió para el transporte de carga constituida inicialmente por carbón de la mina de Lebu, Pilpilco (se cargaba en estación de Tres Pinos) y sector la Muñeca hoy La Araucana de la comuna de Los Álamos y posteriormente por madera de las grandes explotaciones forestales ubicadas a ambos lados de la cordillera de Nahuelbuta.

Sin lugar a dudas la caminata al Túnel “La Esperanza” valió la pena haber participado para el reencuentro con nuestra historia. (Rolando Matus López)

Ver y escuchar a continuación, imágenes del encuentro realizado el domingo 24 de Enero 2016.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Publicaciones
Los Alamos Nuestro