Get Adobe Flash player
Publicaciones

La Pinacoteca de Solange

8[1]Nunca habíamos visto tantos objetos navideños en una casa que no fuera comercial.

Con mucho asombro y grata sorpresa, en la navidad recién pasada, visitamos a una querida “emprendedora” y… nos encontramos con una espectacular y autentica pinacoteca. Impresionante la cantidad de artículos navideños de distintos diseños, portes, colores, estilos, data, -algunos son de cuando era una pequeña nena- en fin, había de todo lo que uno se pudiera imaginar… o, de lo que no se imagina.

Me ha encantado… o mejor dicho nos ha encantado a -Rolando y Patricia- ver la dedicación y gusto con que es adornado cada rincón de su casa.4[1] No se trata del espacio en que se monta un escenario navideño como todos conocemos en el living de la casa, esto era absolutamente inimaginable. Toda su casa estaba colmada de artículos navideños, comenzando por los vidrios de las puertas francesas, la escalera externa, todos los ventanales, muebles, puertas, pasillos, sillones, mesas, sillas patio, estufa, en fin es largo enumerar… si hasta el papel confort tenía dibujos navideños, con eso… que más contarles… solo comentar que … ¡Es un verdadero Museo!    

 3[1]12[1]

   Hay que señalar que es algo digno de ser visto, que ojala expusieran al publico tal patrimonio y trabajo de dedicación a tiempo completo ya que ella, -Solange Griño -Profesora- comienza en noviembre a ornamentar su casa. Sabemos que es algo difícil pero… que bonito sería que mas personas tuvieran la ocasión de agraciar sus ojos.11[1]

Por lo que, desde el día que conocimos el cálido refugio de Gonzalo y Solange, ubicado en Antihuala comuna de Los Álamos, hemos quedado anonadados, se ve y respira la calidez y armonía con que cada espacio es transformado por el amor con que esta pareja combina sus días entre ilusión, pasión y trabajo, además de la dedicación por las aves, el invernadero, las avecillas silvestres -que avisan cuando se acerca un forastero-, perros lanudos y hermosas flores que bordean su hogar.

Y… luego, cuando volvimos a nuestra casa, vimos lo chiquito que era nuestro mundito navideño… ¡y pensábamos que teníamos demasiadas luces…!1[1]

Solange nos contaba en esa ocasión, en la que compartimos una aromatizada y colorida once na

 videña, que su abuelito, un español que llegó a Chile hace algún tiempo, continuó cultivando a través de los años sus costumbres europeas, las que ella, sus hermanos y madre, seguirán manteniendo por los años que vengan, y que por supuesto, las ha llenado de orgullo y recuerdos de su infancia.

Candelabro de 1.80mt. hecho por Gonzalo2[1]

 

¡ Felicitaciones Gonzalo y Solange!… por el hermoso hogar que han conformado, a Solange, por mantener viva esa tradición familiar ejemplarizadora, que debiésemos copiar y trabajar en ello, haciendo perdurar las costumbres y tradiciones, porque es la única manera de revivir el pasado.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Los Alamos Nuestro