Get Adobe Flash player
Publicaciones

 LAS  LAJAS

   La energía hidráulica se basa en aprovechar la caída del agua desde cierta altura. El agua pasa por las turbinas a gran velocidad, provocando un movimiento de rotación que finalmente, se transforma en energía eléctrica por medio de generadores.

      La primera central hidroeléctrica se construyó en 1880 en Northumberland, Gran Bretaña. El principal impulso de la energía

hidráulica se produjo por el desarrollo del generador eléctrico, seguido del perfeccionamiento de la turbina hidráulica.

Las Turbinas

   Es un hermoso sector natural de Los Álamos, donde las familias y amigos solían frecuentar transformándola en el lugar obligado de “Encuentros Familiares”, en los de paseos campestres, dominicales, festivos o solamente para pasar una tarde.

 Actualmente es visitado, pero con menor frecuencia, porque las condiciones del lugar han cambiado. Su emplazamiento corresponde actualmente a predio de Bosques Arauco.

 

En ese lugar, en el siglo pasado, estaban instaladas las turbinas que fueron en su mejor época, los generadores de la energía eléctrica de esta comarca, pues allí estaban dadas las condiciones para ello, y los iniciadores de la época de oro de Los Álamos, la familia Eyheramendy Larroulet, la supo aprovechar para beneficio propio y de sus habitantes.

 

Nosotros la hemos visitado en pleno invierno, en el mes de julio y nos ha dejado impresionados la turbulencia del afluente, que corresponde al conocido estero Agua de los Gansos, que  pasa sobre el empedrado, turbulencia que en el verano se transforma en un pequeño y débil chorrillo, que se abre paso por la espesa vegetación, la que por supuesto hermosea el sector. Sin embargo, necesita sea rebajado, eso es una de las causas por las que se ha perdido el interés en él. Tampoco se han realizado trabajos para arreglar la ruta hacia el sector, tal vez sea, porque el lugar, está a cargo de privados de fuera de Los Álamos, los que claramente no tienen ningún interés en este riachuelo, que no los beneficia, sólo beneficiaría a los habitantes de Los Álamos y eso…que importa. 

Otra cosa sería, proyectarlo como lugar turístico, para tener un atractivo lugar de esparcimiento familiar y/o un mejor aprovechamiento de lo que la naturaleza nos regala. Con esto se demuestra que, no existe en nuestra cultura, interés alguno, por aunar esfuerzos y mejorar nuestro entorno, dándole una identidad a este pueblo, aprovechando que está ubicado en pleno pueblo y no hay que trasladarse en vehículo como suele suceder con los atractivos sectores naturales aledaños.

Lamentablemente, estamos quedando sin pasado, porque, el pasado, conscientemente, se está dejando caer poco a poco. Nuestra historia como pueblo, está siendo mermada, por la falta de aprecio, de lo que otros hicieron antes y junto con ello, arrebatándonos la posible identidad como pueblo.

Si Ud. quiere visitarlo debe tomar camino a Sara de Lebu y desde las últimas casas de la Poblacion Caupolicán o la reciente Villa Esperanza y a unos 1100 m esta la casa del Guarda Bosques de la Empresa propietaria y de ahí camine unos 700 m por camino interior. Es un bonito paseo en bicicleta o caminando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Los Alamos Nuestro