Get Adobe Flash player
Publicaciones

dDSC_0098

 

Aprovechando la visita de nuestro hijo Patricio desde Santiago en sus primeras vacaciones de verano, decidimos visitar las dunas de Pague ubicadas a unos 25 kilómetros al sur de Los Álamos, camino totalmente asfaltado y en buenas condiciones de tránsito. Se llega hasta un camping que posee las instalaciones necesarias para pasar uno o varios días a orillas de un rio apto para el baño y estadía.

Por medio de un puente colgante se accede a las dunas que impresiona su grandeza al caminar sobre ellas, llegamos hasta la parte más alta, desde donde se puede apreciar su magnitud y especial para una sesión de fotografías. El día que las visitamos había un fuerte viento especialmente en lo alto, pero igual se disfruta de su panorama que ofrece el lugar. Con un  Océano Pacifico que se une al cielo azulado a unos 4,5 km del lugar.

Pangue, llamado así por la gran cantidad de pangales que existen en la zona, de donde nacen las apetecidas “nalcas” que son el sustento de muchos hogares de este sector rural.

Por la gran extensión de dunas, cada cierto tiempo se realizan competencias de vehículos 4×4, cabalgatas entre otras actividades propias del sector.

Al día siguiente nos dirigimos hasta la localidad de Antihuala y tomamos la ruta que nos llevaría a Caramavida para continuar hasta lo alto de la cordillera de Nahuelbuta. Nuestro destino, las famosas “Piedra del Queso” y “Piedra del Puma”,  ubicadas en los límites de las comunas de Los Álamos y Curanilahue.

Una vez recorrido 24 km de Antihuala se llega a un sector denominado “Don Alfonso”, antiguamente hubo aquí una “planta hidroeléctrica” y casas de una empresa maderera “Bima” época en que se permitía la corta del bosque nativo.

Desde aquí se continua internándose por un sendero o camino rodeado de Bosque nativo y centenarias araucarias y luego de unos 13 km,  se llega a la parte alta donde se ubica la “Piedra del Queso” a la que se accede por una escalera para encontrarse con un especial panorama que corona un viaje a momentos lento por la subida y características del camino de muchas curvas.

Por fin conocíamos una de las comentadas piedras, para luego regresar, sin antes visitar a unos 700 mts otra de las piedras denominada “del Puma”. Existe ahí una escalera que permite subir con facilidad a lo alto para nuevamente disfrutar de su vista panorámica del sector.

A nuestro regreso, en el sector “Don Alfonso”, visitamos “los senderos de Rucapehuen” habilitados por una empresa privada, dueños del sector. Cada sendero tiene su denominación “Sendero araucarias enanas”, “Sendero del chucao” y “Sendero rio Caramavida” siendo este último que recorrimos y disfrutamos de su vegetación.

 Concluyendo así nuestro viaje por un encantador paisaje, flora y fauna.

 

Fotografías de nuestro hijo Patricio Matus Carrillo para losalamosnuestro.cl

Una respuesta a PANGUE A TRONGOL ALTO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Los Alamos Nuestro