Get Adobe Flash player
El Tiempo

Warning: file_get_contents() [function.file-get-contents]: http:// wrapper is disabled in the server configuration by allow_url_fopen=0 in /home/losalamo/public_html/wp-content/plugins/tiempocom/app/api.php on line 19

Warning: file_get_contents(http://api.tiempo.com/peticionWordPress.php?tipo=7&id=17917&d=3&h=0&simb=1&temp=1&utemp=0&v=0&uv=0&ll=0&ull=0&p=0&hu=0&cn=0&nu=0&ni=0&sl=0&idioma=es&code=yRMV4E6y) [function.file-get-contents]: failed to open stream: no suitable wrapper could be found in /home/losalamo/public_html/wp-content/plugins/tiempocom/app/api.php on line 19
El tiempo en Los Alamos
Warning: Invalid argument supplied for foreach() in /home/losalamo/public_html/wp-content/plugins/tiempocom/app/helpers/templates.php on line 110
tiempo.com  +info
Visita en los Alamos
e c b a

yoEstoy a pocos días de abandonar la institución que me cobijó durante treinta años. Cumplí la edad para acogerme a jubilación y hace un año fije como fecha que me desempeñaría hasta el 31 de Marzo del 2015 en la Corporación Nacional Forestal Conaf de Arauco-Cañete.

Mi vida laboral comenzó en Enero del año 1967 a la edad de 18 años con un contratista del Instituto Geográfico Militar en el que me desempeñé como registrador o Ayudante Cartógrafo de terreno, posteriormente pasé a ocupar funciones de oficina especializándome en dibujo técnico de gráfico en coordenadas, esto me permitió conocer gran parte de Chile de Arica a Coihaique.

Me retiré en forma voluntaria(1971) para regresar después de cinco años a Los Álamos mi lugar de origen y formar ese año junto a cinco amigos una Sociedad de Casas Prefabricadas en la que me desempeñé como encargado de Ventas, Administración y Representante Legal llegando a dar trabajo a 22 personas durante un par de años el año 1974 y en razón estipulado en escritura pública, decidimos en común acuerdo dar por terminada la sociedad.

Siempre en cargos de administración trabajé con un contratista de la Cia. Manufacturera de Papeles y Cartones en faenas de forestación y también en una Empresa Constructora que en esos años estaba a cargo de la edificación de las escuela F-795 de Cerro Alto, San Carlos y Temuco.

Desde septiembre (1979) me inicié como funcionario en la Municipalidad de Los Álamos ,en espera de la creación del cargo de Inspector Municipal, mientras tanto fui colaborador directo del entonces Alcalde de Comuna encargado de las diferentes actividades de bien social, cultural y deportivo.

En Enero de 1980 se me nombra como Inspector de Patentes y Transito de dicha Municipalidad y al año siguiente hubo cambio de Alcalde y por razones de mejor funcionamiento el entonces Secretario Municipal debe acogerse a jubilación , meses después, se me ofrece asumir dicho cargo a contar de Marzo de 1981.

Me encontraba realizando una muy buena labor en mi comuna y ocurre algo inesperado, un 07 de Octubre de 1982 tuve que abandonar el Municipio por un Decreto firmado por el entonces General Pinochet, pasando desde ese momento a ser un exonerado del régimen militar.

Durante varios meses busqué una explicación en la Intendencia y Ministerio del interior, por tan injusta medida, no teniendo respuesta en ningún momento.

Sin duda fue un momento difícil, doloroso, no merecía lo que había sucedido.

Un año después, el destino me tenía preparado una agradable sorpresa, un joven, que años antes había conocido en Curanilahue como estudiante en práctica de Ingeniería Forestal, y ahora titulado – Raúl Muñoz Reyes- me visita en Los Álamos y al enterarse que estaba sin trabajo, me ofrece que lo acompañe a Cañete (1983) y crear la primera Oficina de Asesoría Forestal (ASFOR) y ahí armamos nuestra oficina, en un principio muy sencilla, los muebles y escritorio los hicimos nosotros mismos, comencé a viajar de Lunes a Viernes e iniciar así mi reinserción a la vida laboral.

Dos años después, 1985, el destino me tenía otra sorpresa, el entonces jefe Provincial de Conaf Alejandro Borquez Orrego, me invita a realizar un trabajo por tres meses en esa oficina.

Después un contrato por seis meses y así, hasta que el año 1989 me integran a la planta de la Institución, donde estoy cumpliendo 30 años al servicio público de la actividad forestal.

En una oportunidad se me envía a Curanilahue y aproveché de visitar un amigo que no veía ya un tiempo, al verme se alegra y me dice que tiene algo que contarme. Se había encontrado con el ex Secretario Municipal a quien yo había reemplazado y que tenía un problema de alcoholismo y en ese estado, mi amigo logra enterarse de los motivos por el cual me habían exonerado del Municipio. En resumen, había encontrado la “hebra de la madeja”. Los responsables fueron un ex Alcalde coludido con dicho ex secretario, quienes habrían viajado a un fundo ubicado en la costa de la Comuna de Arauco, Quiapo, donde se reunieron con un alto oficial de carabineros, ex edecán de Pinochet, familiar de uno de ellos, para acusarme injustamente. Ellos hoy día están fallecidos, hace poco dejo este mundo el ex alcalde, por supuesto que no asistí a su sepelio.-

El viernes pasado fui objeto de una comida de despedida en dependencias del SAG a la que concurrieron mis colegas e invitados que llegaron desde Temuco, Victoria, Los Ángeles y una delegación de Conaf de Concepción además amigos que se desempeñan en el ámbito Forestal tanto privado como particular en Cañete.

Todo fue muy emotivo, mis colegas se esmeraron por hacerme sentir todo su afecto y cariño y lo difícil aceptar que ya no compartiré mas con ellos, con muchos de ellos durante 30 años.

Debo reconocer que no es fácil dejar esta Institución, reconocer que fui un afortunado de haber trabajado con muchos profesionales en esta prestigiosa Conaf.

Le voy a echar mucho de menos.

Y no solo abandono las oficinas ubicadas en Avda. Presidente Frei, también me alejaré de Cañete donde hice muchos amigos desde sus máximas autoridades y vecinos (as) de esta ciudad. Trabajar en la oficina provincial de Conaf me permitió conocer muchas personas de todas las comunas de nuestra provincia, asesores forestales, comunidades indígenas, pequeños propietarios, de empresas forestales, funcionarios de otras reparticiones públicas, medios de comunicación, entre muchos otros a quienes agradezco su amistad.-

Ahora, a disfrutar de mi merecido descanso junto a mí querida familia en Los Álamos.

Espero algún día continuar colaborando con las personas que requieren de alguna asesoría como lo he realizado hasta ahora.

Me dedicaré a escribir por medio de estas páginas e ir creciendo día a día en la entrega de informaciones e historias de mi querido Los Álamos.- (Ver)

Rolando Matus López

Una respuesta a Todo plazo se cumple

  • Felicitaciones Don Rolando por toda su trayectoria de hombre trabajador y servidor público. Carrera no exenta de algunas amarguras, como la vida misma.
    Espero muy pronto poder visitarle en Los Álamos, para conversar un poco más de algunas cosas que en anterior conversación, definimos como de interés común.
    Saludos cordiales

    Fernando Pardo Santander

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Publicaciones
Los Alamos Nuestro