Get Adobe Flash player
Publicaciones

aIMAG0027

A fines de la década de los años 50 el mineral de Pilpilco se encontraba en pleno apogeo productivo en las faenas de extracción de carbón desde las extrañas profundidades de la tierra.

El deporte en general era una de las actividades de entretención del personal que laboraba en ese sector incluyendo a sus familiares. Predominaba el fútbol, basquetbol, ciclismo, ajedrez, rayuela larga y corta y por supuesto el Boxeo entre otros deportes. El año 1958 en Pilpilco se organizaban veladas boxeriles con púgiles que representaban a los clubes existentes. Para posteriormente conformar una selección de los mejores en diferentes categorías y desarrollar encuentro con localidades vecinas como Lebu, Lota, Curanilahue, Concepción etc.

El antiguo pilpilcano recuerda con mucho orgullo la hazaña de un joven proveniente de Lota, era más o menos el año 1957 llegaba al mineral José Ceballos para desempeñarse en el área de maestranza en su especialidad de soldador y electricidad oficio aprendido en la Escuela Industrial de su ciudad natal.

José “Pepe”, para sus amigos desde su corta edad se involucro en el boxeo en el gimnasio “Quintín Romero” de Lota apadrinado por un gran entrenador Juan Alberto Vivanco (quien por muchos años se desempeño en el sector del muelle o planta de lavado del mineral pilpilcano y posteriormente se radico en Los Álamos).

Desde sus inicios siempre lo hizo en el peso mosca (48 a 50 kilos) y con solo trece peleas llego a su primer nacional de boxeo realizado en el famoso Teatro Caupolicán en Santiago, era noviembre de 1960.

Después de un proceso selectivo integro la selección de Concepción en representación de Pilpilco, hasta ese momento se le denominaba José “Piloto” Ceballos, apodo en honor a su padre.

Su debut en el Campeonato Nacional fue con Héctor Suarez de Puerto Montt al que venció por puntos. En su segundo encuentro venció por nocaut al en el 2° round al iquiqueño Joaquín Cubillos. Su tercer match lo protagonizo con uno de los favoritos del certamen el valdiviano José Flores a quien gano por puntos.

Y en la jornada final enfrentó al campeón del año anterior y con mayor experiencia Nelson Carrasco representante del Ejercito venciéndolo por puntos, donde el fallo de los jueces le dio la victoria en forma unánime.

“Ceballos había realizado una buena e inteligente actuación superando a su rival con nitidez dejando la impresión de superioridad que justifico su triunfo.

Ceballos fue el único representante de la delegación de Concepción que logro un titulo representando a Pilpilco.

Algunas crónicas de la época dan cuenta que un grupo importantes de hinchas pilpilcanos después de un largo y agotador viaje le acompañaron en la final en el Caupolicán.

La revista Estadio decía “José Ceballos gano el título nacional con una derecha respetable y un cerebro bien puesto” “Cuando Ceballos fue declarado campeón de Chile de los pesos moscas, salto, lloro, abrazo a sus ayudantes, beso con unción el cinturón que le entregaban. Una barra numerosa exteriorizo de manera expresiva su alegría, bajando en hombros al campeón. Eran unos cincuenta aficionados venidos de Concepción y entre ellos algunos esforzados mineros de Pilpilco de donde proviene Ceballos. Durante toda la pelea gritaron hasta enronquecer ¡Pilpilco!… ¡Pilpilco! Y con ese estimulo empujaron a su muchacho al triunfo.(Revista Estadio Nov.1960)

A contar de este título, ahora se le denominaría José “Pilpilcano” Ceballos, con solo 22 años.

Regresa triunfante a Pilpilco. A fines Noviembre de ese año, día domingo 20, en la mañana, llegaba al Mineral de Pilpilco. Lo esperaba una tremenda recepción. El primer recibimiento fue en el puente del rio Pilpilco le esperaban las Autoridades de la Comuna y de la Compañía Minera, Empleados, Profesores, Clubes Deportivos, Brigadas de Boy Scouts y Salvamento de la Compañía y público en general, para ofrecerle un homenaje de admiración y cariño. Desde aquí se dirigieron en caravana a la Cancha de Basquetbol de la Escuela N° 3 ubicada en el sector Población Comercio, escoltaron al Campeón el alcalde de la época Félix Eyheramendy y René Lara, Administrador de la Compañía y presidente de la Asociación de Box. (Yo tenía 12 años y fui parte de ese público).

Entre los discurso estuvo el del Alcalde de la Comuna Félix Eyheramendy quien en parte de su declamación decía “El privilegio de mi cargo en esta feliz oportunidad en que celebramos el triunfo bien merecido del amigo Ceballos me colma de felicidad y es un honor para mí expresar las mas cálidas congratulaciones de parte de la Ilustre Municipalidad de Los Álamos al Campeón de Chile, quien sin lugar a dudas y gracias a su espíritu de esfuerzo y superación, seguirá con su carrera de triunfos. Para terminar felicitemos a José Ceballos por su buen desempeño y éxito logrado y hagamos todos juntos una promesa de supeditar cada día la acción cumplida de alcanzar nuevos triunfos voceando siempre “Pilpilco siempre Arriba” (Semanario El Pilpilcano).

Otro de los discurso recordados fue el de René Lara Administrador del Mineral que en parte de su discurso expresaba “Nunca como hoy habíamos estado tan unidos en Pilpilco, nunca habían concurrido tantos y de tan diferentes esferas a reunirse en torno a un hecho, parece que hasta el tiempo, el azul del cielo y la lozanía verde del campo completaron el panorama para darle grandiosidad a este escenario. Cual abejorro que cuaja la flor, ha fecundado el ambiente con ritmo de fiesta nuestro nobel campeón José Ceballos, este escenario está preparado para ti, sed bienvenido al seno de vuestro pueblo en donde te esperábamos ansiosos para estrecharnos en abrazos… (Semanario El Pilpilcano).

Mario Vega Cortez, Jefe de Maestranza y compañero de labores del homenajeado aprovechaba su discurso para “referirme a José Ceballos, quien ha sido en sus labores profesionales el hombre dedicado de lleno a su trabajo, cumpliendo con esmero y rectitud, sin restarle horas a su cometido con pretextos deportivos. El ha sabido llevar su cultura física a un terreno superior, con honradez digna de todo elogio, ya que en sus horas libres no le ha faltado el espíritu necesario ni la voluntad para dedicarlo al deporte de su preferencia, llegando así a un nivel que queda descrito en su titulo de campeón de Chile en su categoría. El ha sabido hacerlo en una forma que se resume en su honradez que ha llevado su conducta de vida tanto en el terreno particular como deportivo.” (Semanario El Pilpilcano)

Fueron muchos los discursos y las muestras de cariño para este joven recibiendo obsequios, regalos de la mayoría de las instituciones existentes en Pilpilco y de la provincia.

En el verano de 1961 (Febrero) José “Pilpilcano” Ceballos, era nominado a la Selección Nacional de Boxeo para viajar al Sudamericano realizado en Montevideo Uruguay y en la jornada inaugural del Palacio Peñarol enfrenta al argentino Ernesto Méndez ganándole por puntos.

Comenzando así, con el pie derecho en su incursión internacional con los mejores púgiles del continente. La prensa uruguaya lo bautizo como “Un Torito el Chileno Ceballos” considerándolo con el de mejor chance para llevarse el titulo.

Frente al Edoardo Ferreira, brasileño, Ceballos obtiene su segundo triunfo por puntos, pasando a la final. Siendo su ultimo contendor el uruguayo Wellington Villela, dueño de casa.

De su última pelea en este sudamericano, la prensa especializada decía “Despojo al chileno José Ceballos” Y agregaba “ A poco de iniciarse la velada, quinta del torneo en disputa, el peso mosca uruguayo Wellington Villela fue obsequiado con una victoria a todas luces injusta, en perjuicio del chileno José Ceballos, indiscutible vencedor en la lucha. El público dando muestras de envidiable honestidad, reprobó el fallo y los silbidos llenaron el local del Estadio de Peñarol.

“Pilpilcano” Ceballos por el público fue el verdadero campeón sudamericano de la categoría mosca. (Diario Uruguayo)

Era el año 1964, José Ceballos disputa varios encuentros entre ellos con prestancia vence al santiaguino Hugo Hernández quedando preseleccionado para representar a Chile en la Olimpiadas de Tokio, pero la falta de recursos de la federación , privó a muchos aficionados ver a Ceballos en acción en ese importante torneo, cúspide de cualquier deportista. Esa vez viajaron tres púgiles santiaguinos a Tokio.

Ese mismo año José “Pilpilcano” “Piloto” “Pepe” Ceballos Hermosilla anunciaba su retiro definitivo del boxeo. Ya estaba radicado en Concepción trabajando para Ferrocarriles del Estado y ligado al Club de Boxeo “Jorge Porter” que se ubicaba en calle Prat, cerquita de la Estación de Ferrocarriles hoy Intendencia de la región del Bio Bio.

El año 1993 y por restructuración de ferrocarriles, decide acogerse a jubilación y se traslada a su actual domicilio en el sector de Camilo Olavarría de Coronel. Contrajo matrimonio con Eliana Sepúlveda (Profesora también retirada) tuvo dos hijas mujeres que le han dado dos nietos hombres y dos nietas mujeres.

Hace poco le visitamos en su domicilio con Carlos Vivanco, hijo de Juan Vivanco Arias su primer entrenador en Lota y Pilpilco. Su estado es excelente, goza de muy buena salud. Nos decía que su éxito en el duro oficio de los puños, el lo atribuye a que era estilista, no era un boxeador de choque. Por eso no luce ninguna marca en el rostro.

Para la realización de esta crónica debí recurrir a material escrito por la prensa de la época obtenido de la Biblioteca Central de la Udec y de Biblioteca Nacional en Santiago.

Rolando Matus López 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Los Alamos Nuestro